Ranking Agencias Digital 2017

 Youtube

Un país es tan fuerte como sus industrias

Arrancó una campaña publicitaria de Conindustria, tras la Asamblea Anual de la organización. El gremio que reúne a los industriales venezolanos reconoció al secretario general de la OEA, Luis Almagro, con el Premio Nacional Emilio Conde Jahn, por su lucha a favor de la democracia venezolana. La Orden del Mérito Industrial fue para el empresario Carlos Henrique Blohm, de Telares Palo Grande.

Fue una semana muy activa para la Confederación Venezolana de Industriales, que preside Juan Pablo Olalquiaga. En su gran evento anual, el Congreso Conindustria 2017, se entregaron galardones a reconocidos empresarios en el país y a figuras importantes que han acompañado a Venezuela en este difícil momento del país.

Uno de los máximos reconocimientos nacionales, el Premio Nacional Emilio Conde Jahn, reservado a personas que se han destacado en resaltar los valores de Venezuela, se entregó en esta pcasión al secretario general de la OEA, Luis Almagro Lemes, por su destacada y honrosa actuación en defensa de la democracia y los derechos humanos de los venezolanos a nivel mundial.

Almagro agradeció el reconocimiento con un discurso que los asistentes al Congreso siguieron vía Skype y aplaudieron entusiastamente, cuando el secretario general de la OEA habló con firmeza sobre el rescate de la democracia y dijo que “para recuperar al país, la clave es poner al pueblo de primero”.

Igualmente, Conindustria dio su habitual Orden del Mérito Industrial a Caros Henrique Blohm, presidente de Telares de Palo Grande, por su esfuerzo al frente de una empresa que mantiene vigente su oferta de productos con la marca “Ama de Casa”.

 

Tras el evento arrancó una campaña publicitaria radiofónica, que se mantendrá durante dos semanas en emisoras populares de todo el país. Son dos comerciales referidos al proyecto político constituyente que motoriza el gobierno. Las cuñas aseguran que “la pretendida asamblea nacional contituyente eliminará la actual constitución”, que hoy garantiza el derecho a “tener propiedad privada”. Y que “no tiene como objetivo solucionar el severo problema de escasez de alimentos, medicinas o repuestos”. También dice que no es “la solución para lograr un modelo productivo y recuperar la economía”. Las piezas publicitarias rematan con dos lemas: “Conindustria: venezolanos que trabajamos para venezolanos”; y “Un país es tan fuerte como sus industrias”. Muy contundente.

Audio: 

PUBLICADO: 17 de julio de 2017