Ranking Agencias Digital 2017

 Youtube

Facebook en proyecto piloto para evitar la “porno-venganza”

La red social implementa este proyecto junto al gobierno de Australia para prevenir el abuso de aquellos usuarios que intenten publicar fotos íntimas sin el consentimiento de la otra persona. En este país, el 20% de los ciudadanos asegura haber vivido este tipo de abusos.

Con la finalidad de prevenir la “porno-venganza” Facebook en conjunto con el Gobierno australiano está desarrollando un proyecto piloto para darle fin a este tipo de abusos entre los usuarios. Para aquellas personas que sospechen que pudieran ser víctimas de esta incómoda situación pueden, a partir de este mes, enviar voluntariamente sus fotos o videos íntimos a la red social para que la empresa pueda detectar si otra persona intenta publicarlos sin su consentimiento y así, poder evitar la difusión de estas.

Antigone Davis, responsable de la Seguridad Global de Facebook, informa en un comunicado que es primer proyecto de este tipo. Ya los usuarios de estas RRSS podían denunciar si alguien compartía imágenes o videos con contenido sexual sin su consentimiento, pero con esta iniciativa -que se encuentra en prueba- lo que se quiere es que las imágenes ya sean reales, dibujadas o retocadas, no se lleguen a compartir en ningún momento en ninguna de las plataformas de Facebook, Instagram o Messenger.

Lo primero que se debe hacer para alertar a Facebook ante la posibilidad de la publicación de una imagen con contenido sexual, es llenar un formulario en la web del Comisionado de Seguridad Digital de Australia que será remitido a la compañía. Luego, los usuarios deberán enviar ya sea la foto o video de ellos con el contenido íntimo por Messenger en el que solo un miembro responsable del equipo de Facebook tendrá acceso a la imagen y creará una especie de huella digital numérica para identificarla si alguien intenta subirla a Internet.

La compañía todavía no tiene datos acerca de la cantidad de datos denunciados y resueltos. Por otro lado, el proyecto forma parte de una serie de medidas que Facebook puso desde abril del presente año para así garantizar la seguridad de los usuarios y prevenir futuros daños.


PUBLICADO: 14 de noviembre de 2017