Ranking Agencias Digital 2017

 Youtube

Comercial de Tide tiene tumbao venezolano

@perlaccs

La marca de detergente se alzó con un Super CLIO, reconocimiento que se le otorga al mejor spot transmitido durante el Super Bowl. Pero lo interesante de esto es su musicalización de manufactura venezolana. Alberto Slezynger, otrora líder de la agrupación tropical Daiquirí, y el equipo de su empresa Personal Music, le pusieron el toque mágico al comercial que además se ganó el aplauso de pie de todas las publicaciones norteamericanas especializadas en publicidad.  Acá en PRODUCTO le cuenta los pormenores, en la primera entrevista de una serie titulada “Talentos en fuga”.

¿Quién no conoce a Alberto Slezynger? Posiblemente la generación Millennial, que se perdió de la gracia de esos temas que como “Chamo Candela” o “Puro Deseo de Amar” pusieron a más de uno de la Generación X a bailar en los 80’s. Sin embargo, Slezynger no solo es apreciado por esto. Su talento es, en las lides publicitarias locales, uno de los más extrañados.

Esta semana su nombre volvió a la palestra. Personal Music, empresa que dirige junto a su socio Alexis Estiz, se unió a Saatchi & Sastchi New York para la musicalización del comercial que para el Super Bowl lanzaría Tide. ¿Resultado? Cientos de centímetros en medios como Forbes, Washington Post, Adweek por solo nombrar tres, y la adjudicación de un Súper CLIO como la mejor campaña del Super Bowl.

En el comercial parodiaron los spots tradicionales (y hasta de pasadas ediciones) de otras marcas, haciendo gala de humor y creatividad. Según, Forbes, P&G invirtió en la estrategia más de $ 15 millones, pero sin lugar a dudas fue dinero bien gastado.

22 años son algo…

Alberto Slezynger confiesa que se fue a tiempo de Venezuela. “Chávez era a penas candidato, pero yo me lo veía venir”. Y es que Slezynger, venezolano por adopción. Nació en Cuba, y llegó a Venezuela a los 8 años. "El haber vivido el comienzo de la dictadura de Fidel me marcó mucho. Le quitaron todo a mi padre, unedificio en la Habana Vieja, su fabrica. Todo muy traumático. Pero también, estudié un post grado en Economía Política en New York. Allí tuve la oportunidad de documentarme todo lo referente al subdesarrollo latinoamericano y los procesos revolucionarios del mundo. Me leí "El Capital", cosa que dudo que muchos hayan hecho en el gobierno. Así que entiendo muy bien los mecanismos que se emplean para crear los códigos de comunicación que sirve para vender la mentira socialista a través del populismo y eso me influenció mucho en mi decisión de venirme a los Estados Unidos".

Así pues, no lo pesó demasiado. Por fortuna, años de trabajo en Venezuela con las más importantes agencias publicitarias le darían un portafolio que le facilitó el abrirse camino en el competido mercado musical de Miami.

“El alto nivel de la publicidad venezolana de los 90’s me ayudó mucho. Recuerdo que la primera vez que presenté el reel de mi trabajo aquí, la persona que me entrevistó me dijo que las cosas que hacía estaban a la misma altura de lo hecho en New York o Los Ángeles. Con eso me terminé de convencer y me vine.”

De eso han pasado 22 años, en los cuales ha podido y cosechar junto a su equipo de Personal Music: 18 FIAP; 14 Ojo de Iberoamérica; 14 London International Awards; 12 Leones de Oro en Cannes; 10 Premios Sol;   8 NY Festival; 8 USH;  7 ASCAP Latin Music Awards; Wave Festival; 4 CLIO; 3 One Show; 2 Mercury Awards; 2 ASCAP Music Screen Awards y 1 Nominación al Latin Grammy. “De todos estos premios el que me produce más satisfacción es el SUPER CLIO, recibido por la campaña de Tide en el Super Bowl porque está vinculado a la aceptación del público”, expresa.

Éramos felices y no lo sabíamos

Aunque despegó de Venezuela hace mucho tiempo, Slezynger recuerda con cierta nostalgia esos días que no volverán. “Cuando me fui aún la economía tenía buen nivel y eso se veía reflejado en a la industria publicitaria”, sentencia.

Entre los más importantes trabajos de Slezynger en la publicidad venezolana se cuentan el sonido que definió a CANTV hasta su cambio, y la música que acompañó el relanzamiento en el país de Coca Cola. “Recuerdo especialmente este trabajo que hice con Max Lefeld, pues fue exitoso incluso en Atlanta”.

Otra época de oro que vivió fue la de los 80. Él perteneció a esa casta de músicos formados en los Estados Unidos que lideraron una década musical que generó ídolos y propuestas que siguen estando vigentes. “Daiquirí parece no pasar de moda y eso me sorprende y me alegra. Aún suena en Colombia, Perú y Venezuela, e incluso de vez en cuando me invitan tocar en esos países”.

-¿Pero hace poco hizo un revival de Daiquirí, que hasta una nominación al Latin Grammy se llevó?

-Sí, es cierto. Fue un trabajo de dos años que hice de manera independiente. En él hubo 6 canciones nuevas y 6 éxitos de Daiquirí interpretados con el sonido actual. Pero esto es algo que es un hobby. Algo que hago porque es una pasión.

-Al tener esta pasión ¿cómo se imagina que sería la banda sonora de su vida?

-Muy ecléctica. Llena de los ritmos cubanos de mi infancia y que se bailaban bien en mi casa. También tendría, rock, jazz, música brasilera, cumbia, y mucha música clásica. Y no podría faltar "I want to hold your hand" (The Beatles), pues gracias a esta canción quise ser músico.

Venezuela como sello de calidad

Alberto Slezynger es parte de una de las primeras diásporas de venezolanos. En esa época, (finales de los 90 principios de 2000) se les conocía como los “balseros del aire”, pues con pasaje turista, títulos y portafolios en mano, emigraron quizás anticipando los males que ocasionaría el socialismo que entonces se asomaban tímidamente. “Fue una época de inmigración de mucho nivel, y aún lo es”.

Señala Slezynger que el talento que empezó a salir fue muy bien recibido por su nivel educativo, creativo y musical.

“De hecho, si hay una peculiaridad que tienen los músicos venezolanos es que son capaces de tocar de todo y esto es algo les abre las puerta en cualquier parte”.

 Lo que está por venir

Sin duda, luego del codiciado SUPER CLIO la carrera de Alberto Slezynger seguirá en ascenso. “Al comercial de Tide aún le quedan mucho festival por delante, así que hay que esperar. Mientras tanto nosotros -Alexis Estiz y yo- abrimos oficinas de Personal Music en New York, cosa que nos permitirá atender mejor tanto el mercado latino como el anglo. La oficina de New York nos está dando oportunidad de trabajar con agencias muy grandes”.

Slezynger cierra comentando su trabajo con Telemundo al cual dijo tenerle especial estima, pues son 12 años haciendo música para sus seriados y telenovelas. “Actualmente, estamos muy contentos con el trabajo que hacemos para Telemundo Internacional y su serie “El Recluso”. Esta tiene un nivel es casi cinematográfico y pone a la televisión latina en otro piso”, concluye.

 

 

 

 

 

TIDE
"El Recluso"

PUBLICADO: 07 de febrero de 2018