Ranking Agencias Digital 2017

 Youtube

Lufthansa crece en el aire y se expande en tierra

La aerolínea ofrece a sus usuarios su nueva nave Boeing 747-8, el avión más grande del mundo. Con un costo de 285 millones de dólares, puede albergar a 362 pasajeros en sus tres clases y conectar en sus vuelos a todo el mundo. En Venezuela, aunque nos toque saludar a los aviones como Tatú en la “Isla de la Fantasía” sin la esperanza cercana de que toquen nuestra tierra, se podrá disfrutar de esta maravilla de los cielos a través de la alianza entre línea alemana y Copa Airlines.

María Alejandra Almenar

La "Reina de los Cielos" (Queen of the Skyes) es el sobrenombre que ha recibido el súper jumbo desarrollado por la Boeing Commercial Airplanes, siendo la sexta generación de la línea 747, la más seguida por el público por ser la que ha movilizado mayor cantidad de pasajeros desde 1970.

Las dimensiones de esta nave son 76,3 metros de largo, 68,5 metros de envergadura, 19,5 metros de altura y un ancho interior de cabina de 6,1 metros. Todo esto para albergar a 362 pasajeros repartidos por primera vez en las tres clases de vuelo –último producto de la compañía- 262 en Economy Class,  92 en Business Class y 8 en FirstClass.

Entre las innovaciones que trae consigo el B747-8, se cuentan una aerodinámica mejorada con un desarrollo en el extremo de sus alas, una reducción del 15% en el consumo de combustible gracias a sus motores tipo Gent GEnx-2B, una disminución en las emisiones del CO2 por pasajero y la reducción del ruido en un 30%.

En la web en español de la empresa,  Boeing.es se ufanan de las bondades de la nave: “El 747-8 es el único avión de gran tamaño que encaja en la infraestructura aeroportuaria actual, ofreciendo a las aerolíneas la flexibilidad de volar a más destinos. El 747-8 se basa en la capacidad del 747 de volar a la mayoría de aeropuertos de todo el mundo, utilizando las mismas especificaciones de pilotos, servicios y la mayoría del equipamiento de apoyo terrestre. Con un alcance de 14.815 Km, el 747-8 Intercontinental puede conectar casi cualquier ciudad del mundo.”

Toda esta maravilla tiene un costo aproximado para la aerolínea de 285,5 millones de dólares el cual Boeing asegura tendrá un retorno rápido dadas las bondades del aparato en cuanto a calidad, optimización de gastos y cantidad de pasajeros.

Expansión en tierra

Junto a la adquisición del B747-8 y su primer vuelo programado para junio de 2018, Lufthansa también crece en tierra. Thomas Klühr, director de servicios de Lufthasa en Munich ha anunciado que el hub de esta compañía pasará a ser clase Premiun con la apertura de la terminal 2 de este aeropuerto, diseñada para reducir los tiempos de conexión  y agilizar los procesos de equipaje a través de sus nuevos quioscos de recepción. +

El que Lufthansa quiera mejorar su hub en Munich no es casual. El aeropuerto está en el top 10 de los mejores del mundo y su Terminal 2, ganó en 2017 el World Airport Awards como la mejor terminal del mundo por sus 9.380 metros cuadrados de lounge, 25.670 metros cuadrados de áreas comerciales,  46.330 metros cuadrados de zonas de espera y sus 164 puertas de embarque.

Aterrizando en nuestra realidad 

El 18 de junio de 2016 partió del Aeropuerto Internacional SimónBolívar el último vuelo desde Caracas de la aerolínea Lufthansa. La incapacidad de repatriar sus ganancias gracias al control de cambio los hizo tomar esta decisión:"Se toma esta acción en respuesta a las actuales dificultades económicas en Venezuela y al hecho de que Lufthansa es actualmente incapaz de cambiar sus ganancias en moneda local a dólares estadounidenses para transferirlas fuera del país", dijo Lufthansa en un comunicado.

Y aunque según ellos, tenían la férrea intención de no retirarse por completo del país tal como lo expresaron en su momento en un comunicado: "Lufthansa y las autoridades de Venezuela se mantienen en estrecho contacto, con el fin de retornar a Caracas a la red mundial de Lufthansa lo más rápidamente posible. No nos vamos del país. Queremos seguir atendiendo a nuestro clientes en Venezuela", sus intenciones no han podido concretarse tras casi dos años.

Por fortuna, Copa Airlines, que al parecer es la única línea aérea optimista, anunció recientemente una alianza con Lufthansa, la cual le permitirá al pasajero venezolano volar a Alemania a través de la ruta Panamá – Frankfurt – Panamá. Y desde la ciudad de Frankfurt los usuarios podrán conectar con otros destinos de Europa, Asia y África y tener la oportunidad -dependiendo de su destino- de disfrutar de las bondades de su nueva adquisición 747-8. 


PUBLICADO: 14 de febrero de 2018