Ranking Agencias Digital 2017

Psicomóvil: asistencia psicológica y gratuita en tiempos de crisis

En alianza con la Red de Apoyo Psicológico, la Universidad Central de Venezuela, la Federación de Psicólogos de Venezuela y la Universidad Metropolitana, esta novedosa forma de ayuda cuenta con más de 200 estudiantes y 15 profesores de la Escuela de Psicología de la UCAB que se unieron para brindar este servicio con el uso de la tecnología. PRODUCTO tuvo la oportunidad de conversar con Ana Gabriela Pérez, directora de la Escuela de Psicología de la UCAB al respecto.

Sinahi Siracusa / @Sinasira

Ana Gabriela Pérez, directora de la Escuela de Psicología de la UCAB,explica de entrada que la angustia ante una incertidumbre “es una sensación, una emoción realmente natural”. Y como nadie parece escapar a esta sensación generalizada que se se vive en el país, un grupo de estudiantes de los dos últimos años de la carrera de Psicología y profesores de esta carrera, decidieron conformar una excelente iniciativa llamada Psicomóvil UCAB, a través de la cual brindan atención psicológica gratuita a personas que se sientan estresadas, deprimidas o afectadas emocionalmente por la situación de Venezuela o algún otro acontecimiento perturbador.

A este respecto, la directora de la Escuela de Psicología de la UCAB expresa que también prestan un servicio psicoeducativo. “Es lo  que nosotros llamamos “Campaña Psicoeducativa” que justamente ayuda a las personas a entender estas emociones y poder manejarlas dentro de lo que cabe. Cada persona es un individuo particular y si bien hay cosas que, como población nos afecta de una manera similar, se puede educar a gran escala para que cada quien, pueda manejar su particular de manera de vivir esta ansiedad.”

El equipo de Psicomóvil UCAB está conformado por estudiantes y profesores supervisores. Dice Ana Gabriela Pérez que es un mix entre estudiantes de los dos últimos años que ya tienen experiencia en atención de estos casos y los profesores. Explica además que muchas veces se hace atención psicológica puntual vía WhatsApp. Esta suerte de “primeros auxilios” es supervisada por un profesor. “Se trabajan básicamente dos o tres semanas, hasta que la persona puede dormir, y si requiere continuar el tratamiento, entonces se le refiere a presencial.”

¿Cómo nació la idea?

Ana Gabriela Pérez dice que todo inició en abril pasado. “Los estudiantes entraron en el dilema de ¿para qué voy a estudiar? Muchos afirmaban estaban perdiendo su futuro y, pues uno les insistía que no pueden dejar de estudiar porque este es su futuro también. Ante esta situación, hicimos una reunión en la escuela, una asamblea, en el que tratamos el malestar de algunos profesores ante la ausencia de los estudiantes que preferían estar en las calles defendiendo lo que ellos ven como su futuro. Así que como una manera de equilibrar las cosas, decidimos hacer cosas que tenga sentido para nosotros psicólogos porque eso es para lo que nosotros los estamos formando”.

Relata Pérez que si bien ya había ciertas iniciativas de psicólogos para intentar paliar esta crisis generalizada, la situación se había salido de control mucho más cuando la gente estaba más pendiente de ir a las marchas que de tratar su ansiedad en un consultorio. “Así que, pues los chicos que son novedosos en eso de la tecnología, propusieron echar mano de ésta y poder, a distancia, darles la oportunidad a las personas a que, como primeros auxilios psicológicos, puedan tener accesibilidad de un servicio que permita buscar la ayuda psicológica que puedan necesitar”.

“Por eso se llama Psicomóvil”, expresa, “por el tema de movilidad y el tema de poder alcanzar a las personas en sus propios ambientes fue lo principal. Se empezaron a generar distintos grupos de muchachos. Por ejemplo, los que van a las marchas los empezamos a entrenar en primeros auxilios psicológicos. También abrimos el servicio de WhatsApp donde la persona escribe, se le hace una especie de “triaje”, que consiste en una serie de preguntas que nos ayuda a detectar qué tipo de problemas tiene. Si la problemática requiere atención presencial tradicional, se le hace una referencia, se le busca un psicólogo cerca de su área, también dependiendo un poquito de su nivel socioeconómico con lo que pueda pagar o no, y se le hace una referencia a un tradicional.”

Cerrar el foco

Una de las respuestas a la crisis, afirma la Directora de Psicología, es cerrar el foco de nuestra atención. “Como hay tanta incertidumbre, no sabemos lo que va a ocurrir, una de las cosas que invitamos a hacer es a tratar de poner el foco de nuestra atención en cosas muy inmediatas y en las que tengamos cierto nivel de certeza de nuestra vida. Por ejemplo: cosas a veces tan sencillas como la hora de almorzar. “Vamos a sentarnos a comer”, aunque no tengamos hambre, eso está bajo nuestro control. “Me voy a dar un baño”, eso está bajo nuestro control. Cerrar el foco de nuestra atención sobre las cosas que tenemos cierto nivel de certeza y control nos va a permitir tener la confianza en nosotros mismos y va a generarnos tranquilidad.”

Pérez explica muchas veces estar pegado a las noticias no ayudar a resolver algo, por lo que muchas veces es mejor descansar de ellas. “Muchas veces al sugerir esto la gente de inmediato te dice “Pero quiero ver las noticias a ver qué está pasando porque voy a salir a la calle y no quiero conseguirme una situación, tranca, etc”. Entonces le sugerimos ir y buscar exactamente eso que necesita saber porque eso más bien les va a dar una sensación de control. Es decir, se trata de ver el Twitter y las noticias como una herramienta útil.”

Primeros auxilios psicológico en las marchas

Ana Gabriela comenta que un equipo de primeros auxilios psicológicos va a las marchas: “y van con un equipo de primeros auxilios que atiende la parte física y que ya tiene protocolo de atención. Por ejemplo, sus insignias están bien establecidas para que se vea que con equipos de auxilios y abre un espacio de atención para poder atender a las personas en el momento. Si una persona se quedó paralizada por un momento de susto y no puede hablar, se le hace una atención en el sitio para que pueda por lo menos orientarse de nuevo, recuperarse emocionalmente y poder salir de la situación y regresar sana a su casa que es lo que más nos interesa. Luego se le hace un monitoreo, se le escribe un mensajito si llegó bien, si todo esté bien y si requiere de mayor atención, se le pasa al servicio de asistencia.”

La directora de la Escuela de Psicología de la UCAB dice que han recibido solicitudes de atención del interior y del exterior: “hemos trabajado con algunos venezolanos en el exterior que están sumamente afectados por el hecho de estar en el exterior y no poder estar en Venezuela, o por la separación, y otras relacionadas con el problema de la situación.”

Asimismo, expresa que después de la crisis les mantener el servicio como un lugar donde las personas puedan acudir a un centro de referencia de atención psicológica o psiquiátrica que esté vinculada al tema emocional.

También, están en la búsqueda de cómo hacer para que se vaya consolidando el servicio y expresa que efectivamente hay personas en otras universidades que están y tenemos profesionales incluso… entre los profesores supervisores de los muchachos, tienen unos que viven en el exterior: “tenemos un español que se ofreció a ser un supervisor. Se están incorporando muchas personas, el de marchas también se acopló a otros grupos, no solamente de auxilios de la católica, sino también a otros grupos de primeros auxilios. Realmente estamos haciendo que llegue a todas las personas que pueda llegar. Nosotros no queremos discriminar y decir que es nuestra de la Católica. Nació de allí la idea y hasta donde pueda llegar. El trabajo que nos falte por hacer para que se crezca una red de asesoría y de trabajo psicológico, para que mejoremos la calidad de la manera en que vivimos, nos solo en los momentos difíciles, sino en todos los momentos de la vida”.


PUBLICADO: 16 de agosto de 2017