Ranking Agencias Digital 2017

 Youtube

Ford Venezuela: en marcha y con las ruedas engrasadas

La empresa que junto con Toyota se disputa el liderazgo del mercado nacional, reconoce que la venta de vehículos está dura. Pero a pesar de que de las unidades 715 vendidas en el país hasta el cierre de mayo, solo 239 son de ellos, siguen creado estrategias y buscando alianzas como la que actualmente tiene con Bancaribe para el financiamiento de repuestos.

Al mal tiempo, buenas estrategias, pareciera ser la máxima aplicada por Ford Venezuela en estos días. La empresa que está en el país desde 1962 se ha convertido -junto con Toyota- en la dupla que oxigena un mercado que pasó de las 491.899  unidades vendidas hasta 2007, a solo 715 al cierre de mayo de 2018.

Recientemente una alianza con Bancaribe los puso en la palestra. “La iniciativa fue creada en conjunto, dice a PRODUCTO Miguel Sandoval, Gerente de Mercadeo de Ford Venezuela. “Ford Credit,  la unidad de la empresa que maneja la parte crediticia, y que siempre está en contacto con instituciones financieras buscando soluciones de financiamiento, se le ocurrió lo de los repuestos.  Bancaribe mostró interés en ello y se creó así toda esta estrategia que facilita al usuario Ford pagar a crédito lo que necesita para la reparación de su vehículo”.

Aunque Sandoval no descarta la posibilidad de abrirse a otras instituciones, señala que  en estos momentos no está planteado. “Estamos aún en la etapa de lanzamiento y creemos que hay que esperar a que el programa madure, y nos permita medir los resultados y la aceptación del público”.

Una estrategia redonda

Por su parte, Lester Reyna –Gerente de Mercadeo y Ventas del Área de Nuevos Negocios de la empresa- explica que este producto con Bancaribe va dirigido a financiar cualquier repuesto de la marca Ford y Motorcraft siempre que sea adquirido a través de la red de concesionarios. “Se financian tanto repuestos comprados en mostrador en concesionarios como los que se facturen en los talleres  de servicios de la marca. Por ejemplo, si vas a hacer un cambio de aceite, se financia el aceite y el filtro, pero no así la mano de obra de ese servicio”.

Una de las grandes preguntas que surgen sobre este financiamiento es si se debe ser previamente cliente del banco para tener acceso al mismo. Reyna acota a este respecto que cualquiera puede acercarse a una agencia solicitar el crédito, sin embargo, es obvio que le tocará abrirse una cuenta a través que la convertirá en cliente y en beneficiario del crédito que deberá pagar a 12 meses a un 24% de interés.

La venta de vehículos

Tocar el tema de la venta de vehículos no fácil. La industria que está de capa caída –por usar un eufemismo- se mantiene a duras penas. Y es que la que otrora producía 170.000 unidades, hoy se conforma con ensamblar casi a pedido, razón por la cual no es extrañar que Miguel Sandoval admita sin remilgos que las ventas “están duras”.

El Gerente de Mercadeo de Ford asegura que la empresa se mantiene con un desempeño positivo en lo que va del año. “Unos meses hemos estado de primeros nosotros en términos de ventas, otros ha estado Toyota que es la otra ensambladora que, como nosotros, sigue con las ruedas engrasadas”.

A este respecto agrega Sandoval que de las 715 unidades colocadas al cierre de mayo en el país, 239 son Ford.  “Entre las unidades vendidas hay una mezcla de todo: Explorer, Fiesta, Cargo, 350, Ecosport, en síntesis tenemos disponible en portafolio”.

En la actualidad, el carro más básico de Ford es el Fiesta, el cual tiene un costo 15.900 dólares más 2.100.000.000 de bolívares. Miguel Sandoval explica que lo singular de la cifra se debe a que el monto en divisas corresponde a los materiales requeridos para el ensamblaje del vehículo, mientras que el expresado en bolívares se destina a la labor de mano de obra y construcción del mismo, además de los impuestos los gastos que ocurren en bolívares. En pocas palabras, en Venezuela comprar un carro de agencia es lo más cercano a hacerse un traje de Haute Couture, lo que dada las condiciones actuales del país parece ser un lujo a la que pocos pueden acceder.  

En 1962, Ford Motor comenzó el ensamblaje de vehículos en Venezuela, en su planta ubicada en Valencia. En más de 50 años, Ford introdujo en el mercado venezolano modelos que han hecho historia, el Maverick, la pick-up F-150, el Sierra Escort, Festiva, Fiesta, Laser, los camiones F150, F-350, F 7000 y 8000 y Ranger. Además de los utilitarios Bronco, seguido de uno de los mayores best sellers en ventas mundiales: Explorer. Hoy todo eso parece ser solo “recuerdos dulces de un pasado alegre”.


PUBLICADO: 18 de julio de 2018