Ranking Agencias Digital 2017

 Youtube

Con la venezolanidad en las venas

@perlaccs

Esta guaireña que despierta al público de habla hispana de los Estados Unidos en Café CNN, tiene a sus 30 años, 2 EMMYs y la responsabilidad de ser  embajadora de ONU SIDA. Dejó Venezuela a los 12 años tras el deslave de Vargas y se radicó en la Florida, tierra que vio florecer su talento, le dio la oportunidad de ser corista de Emilio Estefan y la vio convertirse en licenciada de Artes en Comunicación de la Universidad de San Thomas. A apenas unas horas de celebrarse el Día Internacional de la Mujer, PRODUCTO retoma sus famosos Cara a Cara con esta abanderada del país y el optimismo.

La maravilla de las redes sociales le permitió a PRODUCTO llegar hasta ella. Y es que esta periodista que todos los días despierta al público hispano de los Estados Unidos, es para muchos venezolanos, una suerte de abanderada del país. Entonces, quién mejor para retomar los Cara a Cara que tanto gustan a los lectores y de paso celebrar el Día Internacional de la Mujer.

El mensaje fue de inmediato respondido. Ella estaba aún Viña del Mar, participando como jurado de la más reciente edición de su famoso festival musical.

Vibrante y divertida en pantalla, es igual de activa y enérgica en Instagram como en Twitter (@alejandraoraa en ambas), redes en las que tiene más de 240 mil seguidores. Su perfil la presenta como una defensora del optimismo, y no es para menos. Salió de Venezuela tras el deslave de Vargas, en el cual ella y su familia lo perdieron todo.

-¿A qué edad salió de Venezuela y por qué?

-Salí a los 12 años después de ocurrir el deslave de Vargas. Vivía en Tanaguarenas y como los miles de residentes que fueron sobrevivientes, tuvimos que empezar de cero. En el caso de mi familia nos mudamos a Estados Unidos.

-¿Y aún tiene familia acá?

-¡Claro! Toda mi familia sigue en Venezuela excepto mis padres y hermana.

-¿Qué cosas recuerda y extraña de Venezuela?

-Recuerdo y extraño lo mismo: la Venezuela que ya no existe. La conexión que tengo de mi ciudad natal, por obvias razones, no existe más al igual que esa alegría y personalidad optimista que caracterizaba al guaireño. Extraño la Venezuela abundante, la Venezuela segura y sobre todo la camaradería colectiva que existía para celebrar.

-Como emigrante, ¿qué ha sido lo más duro que vivió? 

-Adaptarme, aceptar y unirme a la cultura de otro país. Fue duro dejar atrás una cultura en la que estaba acostumbrada a vivir. El estadounidense es mucho más “frío”, menos familiar. Y aunque ese fue uno de los más grandes desafíos, sin lugar a dudas aprender un nuevo idioma, fue el más complejo. Cuando llegué a Estados Unidos, no hablaba nada de inglés. Me tomó aproximadamente 3 años aprenderlo bien. Pero lo más complicado es que me tocó aprenderlo cursando bachillerato. No es fácil acoplarse a un nuevo país, con idioma nuevo, cultura nueva, colegio nuevo y costumbres nuevas, todo al mismo tiempo.

CNN la gran palestra hispana

-¿Qué tan duro es pararse tan temprano para darle los buenos días a la audiencia de Café CNN?

-Han pasado ya más de 7 años desde que me despierto a las 3 de la mañana y aún sigue siendo tan difícil como el primer día. Se requiere una disciplina maratónica y también estar consciente que tendrás que estar ausente en muchos lugares debido a un horario.

-¿Extraña a Carlos Montero?

-Por su puesto, y extraño a todos los compañeros que se han ido. Pero me genera mucha alegría saber que están triunfando en sus nuevos proyectos. Patricia, por ejemplo, está cambiando la televisión hispana en Estados Unidos.

-Cuando llegó a CNN era una de las pocas venezolanas ante las cámaras. Hoy es una de varias ¿Qué cree que le está aportando el talento venezolano a una cadena de tanta envergadura como CNN?

-El talento venezolano ahora se destaca fuera de nuestras fronteras. El periodismo ha logrado también ganar grandes profesionales debido a nuestra diáspora. Como venezolana y periodista, es un orgullo ver a tantos venezolanos en la cadena.

-¿Qué es lo más duro de ser figura pública?

-Que la gente siente la autonomía de opinar de tu vida privada o de tu día a día. Es difícil entender que tu “vida privada” es compleja de cuidar. Tiendo a ser muy protectora con eso porque no me gusta ser “noticia”. Yo las doy y quiero que se mantenga de esa manera.

Sobre la mujer,  la igualdad y otros menesteres

-¿Qué tanto cree en la igualdad? 

-Creo en ella y soy activista sobre este tema. Esa es mi misión como Embajadora de Buena Voluntad de Las Naciones Unidas: ayudar a otorgar derechos humanos fundamentales a millones de niñas y mujeres. Creo que nos falta mucho por aprender, y las cifras de feminicidio son un triste recordatorio. Esto es una epidemia en todo el mundo, especialmente en América Latina.

-¿En los Estados Unidos las mujeres tienen igual nivel de oportunidades que los hombres o es algo que aún se pelea tras cámaras?

-No las tienen, ni en oportunidades, ni en igualdad salarial. El camino progresa pero no lo suficientemente rápido. Tanto así que las mujeres en Estados Unidos ganan un 25% menos que los hombres según los últimos reportes salariales de la Casa Blanca.

-¿Cree que a las mujeres en TV se les exige más que a los hombres? (por aquello del peso, la apariencia, etc.)

-¡Sí!  Y realmente es lamentable ver la diferencia. Creo que una mujer tiene que trabajar y prepararse el doble para ser validada como profesional.

-La campaña #Metoo ha puesto luz sobre lo que siempre fue un secreto a voces y tras las declaraciones de Salma Hayek y Karla Souza es probable que muchos más casos se descubran. ¿Cuáles, en su opinión, pudieran ser las consecuencias a corto y mediano plazo de esta campaña? ¿Y qué le recomendaría a una joven que se inicia en medios como la TV en este sentido?

-El mundo está cambiando y poco a poco se verá una disminución de la estructura patriarcal en la que vivimos. Creo que los hombres ahora ayudarán más a las mujeres, sobre todo aceptando la incomodidad o miedo que podemos sentir a diario desde el trabajo hasta en un supermercado. Creo que gracias a movimientos como estos  ya no tenemos miedo de hablar.

Venezolanos, el mejor producto de exportación

-¿Ser venezolana ha sido un lastre o un bendición en su carrera?

-Mi esencia y quién soy como persona se lo debo a Venezuela. Mi forma de ser, mi optimismo desafiante, el encontrar siempre una solución a un problema, estoy segura que se debe al hecho de que la sangre de Venezuela corre en mis venas. Nos hemos caracterizado por ser uno de los países más emprendedores de la región, incluso dentro de esta difícil situación que estamos viviendo. Es ese ímpetu y capacidad personal de cambiar una realidad, lo que me ha ayudado en mi carrera.

-¿Cuándo se encuentra a venezolanos en la calle, qué le dicen? (en EEUU o fuera)

-Muchos, que es un orgullo que los represente en el extranjero; otros, que es gratificante encontrarse a otro venezolano en tierras lejanas porque la solidaridad ha florecido en esta nueva diáspora latinoamericana. Creo que el mejor producto de exportación actual del país, son sus venezolanos.

-¿Y cómo le afecta las noticias sobre lo que pasa en Venezuela?

-Cualquier noticia negativa de Venezuela siempre me va a afectar. Soy periodista, intento lo más que puedo ser imparcial. Pero siempre seré primero venezolana. Ver a diario lo difícil que es encontrar productos básicos, medicinas y como aumenta la inseguridad siempre me afectará, más aún teniendo familia en el país.

-¿Qué le aconsejarías a los jóvenes venezolanos que están pensando en emigrar por la situación del país?

-Que aprendan a ser inmigrantes y que tengan mucha, pero mucha paciencia porque vivir en otro país y adaptarse ES complicado. El éxito en el extranjero se basa en la humildad, perseverancia y adaptación.

-¿Qué opinión le merece la censura que CNN en Español tiene en Venezuela?

-La libertad de prensa es esencial en una democracia sana. No estar al aire es una censura a la libertad de escuchar y analizar distintas opiniones. El país ha confiado en nuestro trabajo por 20 años, al igual que toda América Latina. Siempre hemos buscado los dos lados de la historia en todos nuestros reportajes y así lo seguiremos haciendo. Espero que un futuro muy cercano podamos continuar cumpliendo en pantalla con nuestro compromiso de informar.

-Como periodista, ¿qué recomendación le da a sus colegas venezolanos para saltar los escollos de la censura?

-Cuando se cierra una puerta, una ventana se abre. Siempre existirá una ventana de información. Sé fiel a tus principios y convicciones como periodista. No permitas que nadie, ninguna compañía, jefe o presión social, te obligue a escribir o decir algo que sabes que no cumple con los estándares básicos del periodismo

Militante del optimismo y embajadora de buena voluntad

-¿Qué le movió a ser parte de ONUSida?

-Siempre creí en el poder de cambiar la realidad en la que vivimos. Y esta necesidad de cambio me impulsa a ejercer mi vocación como periodista para abogar por un mundo justo e igualitario y ahora de la mano de ONUSIDA puedo hacer las dos cosas. Gracias a mi mandato como Embajadora, promuevo un acercamiento completo a los derechos humanos relacionados con el VIH como parte del programa de salud para mujeres y jóvenes, así como en incrementar la concienciación y la comprensión de los problemas de desigualdad de género.

-Luego de dos Emmys ¿puede confirmar que en el periodismo televisivo los premios lo son todo? 

-En lo absoluto. Una carrera estable y tu imagen íntegra y lejos de escándalo es el mejor elogio que puedes tener en el periodismo.

-¿Cuál cree que ha sido el principal logro en su carrera y qué cree que falta por lograr?

-Mi principal logro ha sido ganarme el respeto y cariño del público. Saber que sólo una persona o varias admiran mi trabajo es mi mayor orgullo ¿Qué me falta por lograr? ¡Mucho! Tendré 7 años en CNN en Español pero mi carrera apenas comienza…

-¿Cómo te gustaría ser recordada?

-Como una mujer que tuvo una vida maravillosa. Alguien con una buena familia y grandes amigos y logró dejar un poco de alegría en su entorno. Si dejo a alguien en este mundo recordándome con amor  a diario, me sentiré absolutamente servida.

 


PUBLICADO: 07 de marzo de 2018