Ranking Agencias Digital 2017

 Youtube

El fútbol como producto

@aleon1969

En los días previos a los cuartos de final del Mundial Rusia 2018, la Liga de Fútbol de España atraviesa un proceso importante de transformación y se ve a si misma más como una empresa de entretenimiento que cómo un gremio deportivo y por ende ha recurrido a los recursos tecnológicos más avanzados para integrarse con un público que cada vez demanda más y mejoras formas de comunicarse, como herramientas para alcanzar una facturación de más de 4,66 mil millones de dólares.

Cuando Javier Tebas tomó la presidencia de La Liga de Fútbol de España en 2013 se dio cuenta que la situación económica de la mayoría de los clubes era dramática, con deudas enormes y situaciones de impago a jugadores. Esta situación cambió drásticamente al día de hoy, donde La Liga está en franca expansión y espera superar los 4,66 mil millones de dólares en facturación para la próxima temporada, alcanzando a la Liga Premier de Inglaterra, que es la que actualmente cuenta con la mayor facturación en el mundo.

El enfoque de La Liga para resolver los problemas estuvo basada en tres áreas: control administrativo sobre los clubes, la cartelización de los derechos de TV y un proceso de internacionalización, buscando mantener el estatus de La Liga como la mejor del mundo y evitar lo que le ha pasado a otras ligas de Europa, como el Calcio Italiano, que tras ser reconocidas como las mejores del mundo en su momento, la salida de unos pocos jugadores clave termino relegándolas a un segundo plano.

El control económico de los clubes fue el primer paso de este proceso. Tebas instituyo un control económico “a priori” que pasa por una estimación de la situación económica de cada club antes de comenzar la temporada, se calculan los ingresos por asistencia al estadio, derechos de transmisión en TV y Radio, mercancías promocionales y patrocinantes y en base a eso se determina el dinero disponible para el fichaje de nuevos jugadores y el pago de los gastos de funcionamiento del club. Los clubes lo entendieron y lo acataron, lo que permitió sanear el aspecto administrativo de cada uno.

La venta de derechos audiovisuales es otro gran pilar de este cambio. Hasta hace pocos años cada club vendía sus derechos por separado y las pre-temporadas solían ser una guerra comercial entre los distintos clubes, una guerra donde los que mejor parte sacaban eran los grandes clubes y los medios audiovisuales, perjudicándose a los clubes de menor relevancia. La Liga centralizó la venta de los derechos y estableció criterios para dividir estos ingresos en base a la posición en la tabla de clasificación, audiencias televisivas y otros criterios y como resultado las ganancias fueron mayores para cada club. Y lo más impresionante es que no sólo los clubes grandes obtuvieron más beneficios, sino que los mas modestos multiplicaron sus ingresos de manera más importante, reduciendo la diferencia entre los extremos, lo que además ha hecho más competitivos a los clubes de la parte baja de la tabla de clasificación.

La internacionalización y profesionalización de La Liga como una empresa de entretenimiento es el último paso de esta transformación. La Liga se ha apoyado en la tecnología más moderna, para soportar varias facetas incluyendo el producto televisivo –para muchos el mejor y de mayor calidad del mundo–, el soporte de los procesos internos administrativos y el manejo de personal.

“El momento en que dejamos de ser una empresa de deportes para convertirnos en una empresa de entretenimiento, fue clave para cambiar nuestro enfoque en la tecnología” asegura José Guerra, Director de Operaciones Corporativas de La Liga. Guerra señala que además el mundo de la tecnología cambia día a día. Nuevas formas de transmisión, nuevos formatos, nuevas formas de consumir los contenidos impulsan a una industria muy exigente, donde se introducen constantemente nuevos grupos de consumidores y donde es clave tener una buena visión tecnológica.

“Son necesarias infraestructuras tecnológicas muy flexibles que permitan a La Liga ajustarse, crear y eliminar nuevos departamentos que se ocupan de tareas que hoy no conocemos y que pueden ser prioritarias dentro de un par de meses” añade Guerra . La Liga mantiene el grueso de su infraestructura informática en la nube y para el ejecutivo esto es clave para poder reaccionar ante los nuevos retos.

La experiencia deportiva, debidamente medida

La Liga cuenta además con un producto llamado MediaCoach, de acceso gratuito para todos los clubes de La Liga, que realiza seguimiento de cada uno de los jugadores y se generan estadísticas sobre su rendimiento. Parte de estos resultados se usan para nutrir las transmisiones televisivas pero también se le brindan a los equipos para que puedan mejorar su rendimiento.

El análisis táctico estratégico de MediaCoach sin embargo, está pensada con el entrenador en mente, por lo que las estadísticas recogidas son muy completas y precisas. Todos los estadios están equipados con cámaras de video especiales que detectan el movimiento de todos los jugadores y se generan gran cantidad de datos que están a disposición de los entrenadores, mientras que una parte se usan en tiempo real para alimentar las estadísticas que se ofrecen con la transmisión televisiva. De hecho en las repeticiones de la transmisión, muchos de estos datos se pueden usar para generar imágenes muy interesantes, como la trayectoria de un jugador con un indicador de su velocidad o las líneas de movimiento de algunos jugadores, por ejemplo, el medio campo de un equipo determinado.

Lea también:

Barca líder mundial en patrocinio

Polar, un regalo mundial para los venezolanos


PUBLICADO: 04 de julio de 2018