Ranking Agencias Digital 2017

 Youtube

Gobierno apunta a regular el consumo de gasolina

El Ejecutivo convoca a un censo nacional de vehículos para determinar el estado del parque automotor y establecer un subsidio  a los combustibles que será distribuido mediante el "carnet de la patria".


El presidente Nicolás Maduro anunció un censo general de vehículos que se cruzará con la base de datos del "carnet de la patria", con el fin de establecer "una nueva política" de distribución de combustibles en el país.

El mandatario explicó que los días 3, 4 y 5 de agosto se realizará este empadronamiento vehicular, cuyo objetivo es establecer cuál es el estado real del parque automotor en el país y cómo se distribuye, aparte de obtener un indicador de demanda real de gasolina en el país.

Diversos analistas apuntan que la intención es aumentar de manera importante los precios de los combustibles, pero con el establecimiento simultáneo de un subsidio directo a los propietarios que tengan el "carnet de la patria". 

Según ha trascendido, el gobierno establecería una escala -que se está discutiendo- para asignar los subsidios, que podrían llegar hasta 50% en el caso de las unidades de transporte público; sin embargo, dos dirigentes del PSUV dijeron a PRODUCTO que todavía hay aspectos críticos por definir de lo que se ha denominado como una "nueva política" del mercado de combustibles.

También es posible que el gobierno ensaye un mecanismo de racionamiento de la distribución de combustibles, una vez que procese la información derivada del censo que ha convocado. Aparentemente, no habría gasolina para las unidades no registradas.

Los objetivos de estas medidas serían varios:

* Contener el contrabando de extracción de gasolina que, a pesar de los controles fronterizos existentes, no disminuye. Cifras recientes del Ministerio de Hacienda de Colombia apuntan que este fenómeno de extracción ilegal de gasolina pasó de 1.200 millones a 2.000 millones de dólares por año entre 2016 y lo que va de 2018.

* Reducir el subsidio al mercado interno de combustibles que, según estimaciones de diversos economistas de tendencia oficialista publicadas en el sitio aporrea.org, significa pérdidas anuales de entre 10.000 millones y 12.000 millones por año.

* Disminuir el consumo interno de combustibles que, para el presidente Maduro, es "excesivo". Lo cierto es que hay una reducción de demanda forzada por la reducción del parque automotor, cuya tasa de renovación ha bajado en más de 70%, aparte de que existe un porcentaje importante -dificil de determinar- paralizado por la escasez de repuestos; sin embargo, la Federación Nacional de Trabajadores del Transporte indica que solo 10% de las unidades esté en servicio.

Sobre el consumo interno de combustibles se mueve, según las estimaciones, entre 300.000 y 500.000 barriles por día. El ex ministro de Transporte Haiman El-Troudi, en un artículo reciente donde propone una vía para ajustar los precios de estos productos, señala que la demanda de gasolina se ubica en un promedio de 283.000 barriles por día y la de diesel en 232.000.

El precio reconvertido

El nuevo cono monetario que entrará en vigencia este 20 de agosto impone un ajuste del precio de los combustibles, ya que la unidad mínima de valor, que es la moneda de 0,50 bolívares "soberanos" equivale a 50.000 bolívares actuales o "fuertes", de manera que no existirá una denominación que permita pagar a los costos actuales. Habría que crear una pieza de 0,00001 bolívares.

En Colombia el precio promedio de la gasolina es de 2.400 pesos por litro, pero en Cúcuta, a raíz del contrabando procedente de Venezuela, se cotiza a 1.800 pesos, lo cual equivale a 1,7 millones de Bs F al tipo de cambio establecido en el mercado paralelo que funciona en la frontera, lo cual significa que, en bolívares "soberanos", el litro se ubicaría en 17 bolívares.

De manera que el incentivo precio para el contrabando sigue "vivo y coleando". 

El gobierno maneja diversos escenarios para ajustar el precio de la gasolina, pero no hay consenso interno sobre el impacto político de la decisión en un contexto hiperinflacionario, e incluso hay voces dentro del chavismo que se oponen a un incremento sustancial de estos costos, por considerar que, en las condiciones actuales, sí podría generar una movilización social importante.

 

 

 

 

 


PUBLICADO: 29 de julio de 2018