Ranking Agencias Digital 2017

 Youtube

Juez exige fianza para evitar subasta de acciones de casa matriz de Citgo en EEUU

La película de suspenso sobre el control de Citgo continúa con una nueva medida cautelar del juez Leonard P. Stark que permite la subasta de las acciones de PDV Holdings entre los acreedores de Pdvsa, a menos que Venezuela emita una fianza. Según el WSJ, Venezuela acumula atrasos de deuda por USD 6.000 millones


El control de Pdvsa sobre su filial estadounidense Citgo está gravemente amenazado a menos que consiga los recursos para garantizar el repago a los tenedores del bono Pdvsa 2020, durante la apelación al fallo del juez federal estadounidense Leonard P. Stark, quien ordenó la subasta de las acciones de PDV Holding, propiedad de la petrolera estatal y casa matriz de la empresa refinadora y distribuidora de combustibles estadounidense, en caso de insolvencia.

De acuerdo con una nota de la periodista Julie Wernau, publicada en The Wall Street Journal , el magistrado del distrito de Wilmington, Delaware, ordenó el inicio del proceso por solicitud de diversos acreedores de Citgo, entre los que figura la petrolera rusa Rosneft, que hizo un préstamo a Pdvsa con 51% de las acciones de su filial en Estados Unidos como colateral.

 

Este es un detalle sorprendente, en primer lugar por la afinidad política que existe entre los gobiernos de Vladimir Putin y Nicolás Maduro y, segundo, porque Venezuela hizo un pago de 400 millones de dólares a Rosneft, según se asienta en el balance del segundo trimestre de la petrolera rusa, y ya había hecho un aporte previo de 600 millones en el primer cuarto de 2018.

En lo que va de año, Rosneft ha recibido pagos de Pdvsa por 1.000 millones de dólares, por lo que se puede considerar un acreedor privilegiado; sin embargo, parece que busca un mecanismo que le garantice la ejecución de la garantía en caso de ser necesario.

La fianza exigida por el juez Stark puede ser un bono, que quedará sometido a la disposición del tribunal, mientras Pdvsa busca fórmulas para reequilibrar su situación financiera. La nota del WSJ apunta que "para Venezuela, que tiene graves problemas de liquidez, perder el control de Citgo podría poner en peligro una de sus únicas fuentes de ingresos petroleros, los Estados Unidos".

"Si Venezuela desea mantener la propiedad de PDV Holding -la compañía que opera como matriz de Citgo- durante un proceso de apelación continua, tendrá que constituir una fianza, dijo el juez. No está claro si Venezuela o cualquiera de sus entidades podrán afrontar esta exigencia, ya que el país ya acumula un incumplimiento generalizado de 6.000 millones en deuda y ha recurrido a pagar a los acreedores por otros medios, incluso con bonos a cero costo que ha mantenido en reserva".

Hay que entender que esta es una acción cautelar, lo que no significa que Pdvsa o el Estado venezolano estén condenados a perder la propiedad de Citgo, pero el riesgo es real. Esta decisión forma parte de la demanda de la minera canadiense Crystallex, que reclama una indemnización por 1.200 millones de dólares por las expropiaciones de sus activos en Venezuela.

En la nota del WSJ, de hecho, un vocero no identificado de la empresa minera expresa su satisfacción del juez, porque garantiza -dice- que la empresa recibirá el pago que corresponde, según su criterio.

Explica la información que el monto de la fianza, en estos casos, se fija de conformidad con la suma de la deuda objeto de la demanda judicial más intereses, pero el juez tiene la potestad de modificar este criterio.

Hay que señalar que sobre los activos financieros de Venezuela pesa una prohibición de transacción derivada de una orden ejecutiva del presidente Donald Trump, la cual tiene una única excepción referida al Bono Pdvsa 2020, que tiene a Citgo como colateral, por lo que para que el Crystalex obtenga la porción de la propiedad equivalente a su demanda se debe contar con la autorización de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

 

 


PUBLICADO: 24 de agosto de 2018