Ranking Agencias Digital 2017

 Youtube

Oliveros: ahora tenedores de bonos pueden ir por Citgo para forzar negociación

El economista y especialista en materia petrolera, Luis Oliveros, dijo que la gran duda es cuáles colaterales presentará Pdvsa antes del 10 de enero para asegurar el acuerdo con la empresa minera canadiense Crystallex, y evitar definitivamente una demanda que podría significar la pérdida de los activos de Citgo, la filial de la petrolera estatal en Estados Unidos.

Como publicaron diversos medios, a partir de una información de la agencia Reuters, Pdvsa acordó con Crystallex un pago de USD 425 millones que fue registrado en una Corte de Justicia de Ontario como primer tramo de la cancelación de una reclamación de USD 1.200 millones. La empresa venezolana tiene plazo hasta 2021 para cancelar USD 1.400 millones, con los intereses acumulados.

Luis Oliveros explica que Pdvsa tiene recursos para sellar este tipo de acuerdos, porque no está transfiriendo prácticamente nada al Banco Central de Venezuela y la estrategia de default selectivo permite que la empresa y el fisco nacional "liberen" recursos para otros gastos.

"El asunto son los colaterales o garantías, porque no se sabe qué activos puede aportar Venezuela. No se sabe si serán derechos sobre reservas de oro, u otros recursos, y eso es algo que debe ser aclarado, porque se trata de activos que se van a comprometer. Los activos de la garantía deben satisfacer a Crystallex, porque si no es así el proceso judicial se puede reiniciar", advierte Oliveros.

Para el economista, Pdvsa ha decidido proteger a Citgo como prioridad, por lo que ha logrado acuerdos con ConocoPhillips, Rusoro y ahora con Crystallex, lo que podría estimular a los tenedores de bonos, que son los principales acreedores pendientes, a acelerar los procesos judiciales contra Citgo, para aprovechar una amplia posibilidad de negociación.

Comprar tiempo

En opinión de Luis Oliveros, Venezuela ha impulsado una política de default que le ha permitido redestribuir los menguados ingresos en divisas, y las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea han permitido al gobierno de Nicolás Maduro "ganar tiempo" con algunos deudores.

Venezuela tiene aproximadamente USD 2.000 millones represados en Estados Unidos y, por eso, el gobierno no se sienta con los tenedores, con el pretexto de que las sanciones financieras le quitan espacio para negociar los pasivos pendientes.

No obstante, los tenedores han visto que Pdvsa negocia frente a posiciones de fuerza. Con Crystallex y Conoco llegó a acuerdos in extremis para salvar operaciones críticas, como el acceso directo al mercado estadounidense y su capacidad de almacenamiento en el Caribe, respectivamente.

Además de la presión de los tenedores, aún quedan otros arbitrajes pendientes, de manera que en Pdvsa todavía no pueden respirar tranquilos.

 

 


PUBLICADO: 27 de noviembre de 2018