Ranking Agencias Digital 2017

 Youtube

Encovi 2018: Mercado de consumo se reduce a solo 37% de la población

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) 2018, solo 37% de los venezolanos tiene capacidad de consumir bienes y servicios sin recurrir a ningún subsidio del Estado.

La Encovi 2018 revela que 48% de los hogares en Venezuela padecen de "pobreza multidimensional"; es decir, que son pobres no solo porque viven debajo de la línea de ingreso mínimo necesario, sino porque tienen dificultades para acceder a servicios básicos, empleos formales y otros beneficios y derechos fundamentales. En 2017, 46% de la población estaba en esta misma condición.

El 92% de los venezolanos sufre de pobreza económica; es decir, no tiene los ingresos mínimos para satisfacer sus necesidades elementales. En la Encovi 2017, se registró que la pobreza por línea de ingreso afectó a 87% de la población.

El 63% de la población dice no poder subsistir sin recibir algún subsidio gubernamental; de hecho, la encuesta permite estimar que 7.300.000 hogares venezolanos deben recibir las cajas de los Comités Locales de Abastecimiento Popular (CLAPs), y 6.900.000 tienen, al menos, un miembro con el llamado carnet de la patria, a través del cual el gobierno reparte bonos y ejerce control social y político sobre los ciudadanos.

En términos individuales, la investigación permite estimar que 16,3 millones de venezolanos se benefician con las cajas CLAP, y el año pasado ese número fue de 12,6 millones; una variación porcentual de 29,3%

El número de beneficiarios de las cajas CLAP se incrementó en 600.000 hogares con respecto a 2017. Este es, de hecho, prácticamente el único mecanismo de protección social que brinda el gobierno a la población en medio de la crisis.

El sondeo que incluyó 6.000 entrevistas a escala nacional es realizado por las Universidades Central de Venezuela (UCV), Católica "Andrés Bello" (UCAB) y "Simón Bolívar" (USB), como un aporte académico al conocimiento de la realidad venezolana y recurso de apoyo para la investigación y reflexión de temas medulares para el país.

La encuesta se realiza desde 2013 y se ha convertido en la referencia más seria para conocer la realidad social del país. El primer adelanto sobre los resultados de la Encovi 2018 fue presentado por la doctora en Demografía Anitza Freites.

Drama total

El problema no es solo que no alcanzan los ingresos y hay que buscar subsidios, sino que la calidad de vida del venezolano registra una precarización importante. La Encovi 2018 permite establecer que:

-71% de los venezolanos NO recibe servicio de agua constante, mientras que en 2017 este porcentaje fue de 55%.

-81% de los venezolanos NO recibió un servicio ininterrumpido de electricidad en los últimos 12 meses, y 25% reporta que sufre apagones todos los días. 

-30% de la población en edad de escolar NO recibe enseñanza y ha desertado del sistema. Los niveles de cobertura se mantienen en 98% para la población entre 6 y 11 años; 85% para los jóvenes de entre 12 y 17 años; y de solo 35% para la población en edad universitaria, el segmento donde existe el mayor deterioro.

-El número de estudiantes masculinos en el sistema escolar cayó de 73% de la población en edad de estudiar a 69%, mientras que el alumnas pasó de 76% a 71%.

Esta situación indica que el país está poniendo progresivamente en riesgo su capacidad de generar el recurso humano que necesita para tener una economía sostenible en el mediano y largo plazos, lo que, avizoran expertos, se traduce en una situación de pobreza estructural crónica, muy difícil de superar.

¿Mercado Laboral?

La Encuesta Encovi 2018 registra una estimación de desempleo abierto de 10% en 2018, una cifra que luce conservadora; sin embargo, "el nivel más elevado de desempleo (23%) es registrado por los jóvenes de 15 a 24 años, cuya tasa es más del doble de la media de toda la población", dice Anitza Freites.

Por rango de edades, el desempleo se estima así:

-Entre 15 y 24 años: 23%.

-Entre 25 y 44 años: 8,9%.

-Entre 45 y 59 años: 6,1%

Más de 60 años: 3,6%.

Los resultados, en general muestran incrementos moderados que se explican por el incremento del número de pensionados, lo que revela que la media de edad de la población ha comenzado a subir, y por la emigración que resta presión a la demanda de empleo en el país.

En general, Freites observa que "existe una menor participación económica en combinación con una mayor proporción de población que no logra insertarse en el mercado laboral".

¿El que se fue no hace falta?

La Encuesta Encovi no dejó de medir el problema de la emigración, porque es evidente que este es uno de los fenómenos sociales que caracteriza con más rigor las dimensiones de la crisis que padece el país.

La edición 2018 del estudio estable que unos 700.000 venezolanos abandonaron el país en los últimos 12 meses, una aceleración impresionante si se compara con los 815.000 nacionales que salieron entre 2013 y 2017, según la Encovi del año pasado. 

De acuerdo con data efectivamente recogida, los expertos de la UCV, UCAB y USB estiman que 1.130.000 hogares venezolanos tienen al menos a uno de sus miembros en el exterior, y reciben apoyo en divisas.

Irse del país se ha convertido en una de las opciones más potentes para escapar de la crisis que tienen los venezolanos. De acuerdo con la Encovi 2018, 53% de la población se mostró dispuesta a emigar, mientras que en 2017 era el 20%. Esta tendencia ha ido creciendo rápida y exponencialmente, si se considera que en la primera edición de la encuesta, solo 2% de los entrevistados manifestó el deseo de emigrar.

Colombia, Perú, Chile y Ecuador han sido los destinos más buscados por la emigración reciente, lo que habla de un cambio importante en la extracción socio-económica y nivel educativo de los migrantes venezolanos en los últimos dos años, en comparación con olas anteriores que miraban más a Estados Unidos y Europa.

Esta es una de las razones por las cuales la emigración venezolana se ha convertido en un problema regional que tiende a agravarse en la medida en que las expectativas sobre la recuperación del país se hacen más negativas.

70% de los migrantes salió a buscar trabajo y condiciones de vida, con el compromiso de apoyar a la población que dejan en el país. Hay una relación clara entre la edad promedio de los que emigran y el desempleo, pues los que se van son, precisamente, los que tienen mayores dificultades para integrarse al menguado mercado de trabajo en Venezuela.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


PUBLICADO: 01 de diciembre de 2018