Ranking Agencias Digital 2017

 Youtube

Estudian permitir que socias de Pdvsa participen en el Dicom

Mientas aumentan las críticas desde el propio chavismo al mantenimiento del régimen cambiario, en el gobierno analizan opciones para incrementar la oferta de divisas para importar, sin que, por ahora, se contemple levantar el control.


Ante la incapacidad del Dicom para contrarrestar la devaluación de la moneda en los mercados paralelos, el gobierno estudia nuevas decisiones en materia cambiaria, entre las que destaca la posibilidad de permitir que las empresas petroleras privadas e, incluso, Pdvsa participen en una especie de mercado paralelo legal, a objeto de incrementar el acceso del sector privado a dólares o euros.

Según diversas fuentes consultadas por PRODUCTO, el vicepresidente económico Tareck El Aissami puede ser partidario de una "flexibilización" del sistema cambiario, aunque no del levantamiento del control, como lo han sugerido el ex ministro de Finanzas, Rodrigo Cabezas, o el economista y miembro de la Constituyente, Jesús Farías, quienes abiertamente han hecho críticas al mantenimiento del control.

Se estudian varios escenarios, pero uno posible es una reforma del Dicom para permitir la participación de empresas socias de Petróleos de Venezuela y la estatal petrolera como oferentes de una parte de sus divisas para cubrir necesidades en moneda local.

Esta no es una propuesta nueva y, es más, fue una de las ideas que el ex ministro de Petróleo y ex titular de Pdvsa, Rafael Ramírez, manejaba para sustentar una unificación cambiaria que, el ahora perseguido por la justicia, sigue considerando necesaria para enfrentar el fenómeno hiperinflacionario que ha venido padeciendo el país por casi nueve meses.

El gobierno no ha cumplido con la promesa de anunciar los precios "acordados" de una cesta de 50 productos, porque se está debatiendo la forma de reivsar estos costos en el tiempo. Incialmente, la esperanza de los decisores en el Ejecutivo era hacer actualizaciones periódicas cada tres o cuatro meses, pero los mismos técnicos gubernamentales, incluyendo los del BCV, reconocen que eso es inviable.

Un productor agropecuario asistente a las reuniones sobre el denominado "Plan 50" advirtió que se les dijo a los representantes del gobierno que fijar los precios es el menor de los problemas, ya que la clave está en cómo estabilizar los aumentos que se producen en los mercados.

Rodrigo Cabezas ha sostenido en diversos artículos que el régimen de control de precios ha destruido el sistema de formación de precios en la agricultura, el comercio, la industria y los servicios, porque esta es una economía fuertemente dependiente de las importaciones.

El debate está abierto en el seno del gobierno, pero hay consideraciones políticas que aparentemente obstruyen la toma de decisiones en el plano económico, ya que el balance de poder en la periferia del Ejecutivo es complicado, pues hay sectores que siguen apostando por los controles rígidos.

Dicom escuálido

Según datos ofrecidos por el presidente de la Confederación de Industriales de Venezuela (Conindustria), Juan Pablo Olalquiaga, en las 19 subastas del Dicom realizadas entre enero y el pasado 22 de junio, el sistema ofreció solamente un promedio de 151.000 dólares por día, cuando el sector privado requiere 120 millones diarios, debido a las crecientes necesidades de importar bienes para producir.

El hecho de que el sistema, que supuestamente solo opera con recursos de origen privado, venda el equivalente a 0,13% de las divisas que el sector privado requiere por día, deja en claro la urgente necesidad de que se adopte alguan reforma cambiaria que permita desbloquear, de alguna manera, la capacidad importadora de la empresa privada.

 

 


PUBLICADO: 23 de julio de 2018