Ranking Agencias Digital 2017

 Youtube

Las 9 marcas que se colarán en la boda real

El evento que es el más esperado de 2018, después del Mundial de Fútbol, es una suerte de Super Bowl para las notas del corazón. Y no es Muchas marcas fueron las llamadas y pocas las elegidas para repartirse la atención de los más de 1.000 millones de personas que estarán el próximo sábado frente a sus televisores en todo el planeta.

Y mientras en Venezuela  lidiamos con el ida de Kellogg’s y todos sus productos, los rumores del cierre de una marca de refrescos y unas elecciones que, ni pincha ni cortan, porque los resultados son más que sabidos, el resto del mundo –y las marcas sobre todo- están a la expectativa a lo que será el espectáculo más esperado del año, después del Mundial: la  boda del príncipe Harry de Inglaterra con la actriz y modelo canadiense Meghan Markle.

El enlace que pondrá frente a los televisores a más de 1.000 millones de espectadores en todos los rincones del planeta, es sin duda el Super Bowl de las noticias del corazón. De hecho, las marcas se han literalmente peleado para estar en este evento al que, son muchos los llamados y pocos los elegidos.

Acá hacemos un repaso de las que según W&V se pudieron colar en esta boda real para captar la atención del consumidor.

1. SodaStream

SodaStream, el célebre fabricante de dispositivos para alumbrar bebidas carbonatadas en el hogar, se ha descolgado con una original acción benéfica que tiene como telón de fondo el enlace de Harry de Inglaterra y Meghan Markle. La compañía ha creado una edición exclusiva de botellas inspiradas en la boda real (y ataviada con graciosas y estrafalarias pamelas a modo de tapones). Tales botellas serán subastadas y los ingresos recaudados irán a parar a manos de la ONG “Surfers Against Sewage”, una organización que tratar de poner coto a la contaminación de plásticos en los océanos y en las playas. Quienes deseen participar en la singular subasta de SodaStream podrán hacerlo en la web Royal Soda Stream.

2. Mini

Mini también se ha arrimado al sol que más calienta (la boda real) y lo ha hecho igualmente con fines benéficos. El célebre fabricante automovilístico se ha sacado de la chistera un modelo exclusivo que será subastado por la organización sin ánimo de lucro “Children’s HIV Association”. El automóvil está repleto de detalles que hacen guiños a los protagonistas de los esponsales del próximo sábado.

3. Netflix

Netflix se está sirviendo de la boda real para fijar la atención de sus clientes en sus programas de naturaleza más regia En la lista de programas “reales” del célebre servicio de vídeo en streaming figuran la serie The Crown, la película A Royal Night Out, y Suits, la serie a cuyo elenco pertenecía hasta hace poco Meghan Markle.

4. Google

En este divertido anuncio de Google la estrella del baloncesto Kevin Durant se revela como un apasionado fan de la boda Real. Y Google Assistant (al que no se le escapa una) le recuerda dónde puede seguir el desposorio en la televisión.

5. LEGO

Legoland Windsor, uno de los parques temáticos de la marca juguetera danesa LEGO, disfruta de una ubicación absolutamente privilegiada, en las inmediaciones del castillo de Windsor, donde el príncipe Harry y Meghan se darán precisamente el “sí quiero” el próximo domingo. Legoland Windsor no ha pasado lógicamente por alto tan feliz coincidencia y ha dado cobijo a una atinada reproducción de la boda real (a lo que se espera de ella en realidad) con piezas de LEGO.

6. KFC

Al otro lado del charco, donde los fans de la Familia Real británica se cuentan también por millones, KFC ha lanzado un principesco cubo conmemorativo de pollo frito con el que la célebre cadena de comida rápida pretende honrar al príncipe Harry y Meghan Markle en su día más especial.

7. Dunkin’ Donuts

Dunkin’ Donuts ha decidido poner la nota dulce a la boda real, que celebrará con los “Royal Love Donuts”, unas rosquillas con forma de corazón rellenas de mermelada de fresa y recubiertas de chocolate.

8. Crown Jewels

El fabricante londinense de preservativos Crown Jewels ha lanzado una edición exclusiva de profilácticos para celebrar por todo lo alto (y como mucho sexo) la boda real. Cuando el usuario abre las cajas de condones de Crowns Jewels, sus oídos son deleitados (y sorprendidos) con música patriótica (un mix de “God Save the Queen” y de “The Star Spangled Banner”).

9. Royal Mail

Con motivo del enlace del príncipe Harry y Meghan Markle Royal Mail ha tenido a bien poner a la venta una colección exclusiva de sellos de entre 1 y 1,55 libras donde los contrayentes aparecen retratados tanto en color como en blanco y negro.

El negocio redondo de las bodas reales

Sí, nada es gratuito. Y en esto de la bodas reales, las ganancias son parte de su "encanto", sobre todo para los países que los organizan. De acuerdo con datos de la Oficina Nacional de Estadísticas de Reino Unido, el matrimonio entre William y Kate en 2011 generó un aumento de 350 mil visitantes al país, por lo que se pronostica que para esta ocasión el incremento alcance las mismas magnitudes en la semana en que se realice el matrimonio. Por esta razón, los más optimistas ya pronostican que el evento, que será seguido por corresponsales de todo el mundo, podría generar ganancias por hasta 685 millones de dólares, según las proyecciones de la consultora Brand Finance.

De este total, aproximadamente unos 270 millones de dólares provendrían de los gastos generados por el alza en los viajes y alojamientos turísticos, con especial atención a los establecimientos ubicados en las cercanías del Castillo de Windsor.

Mientras que otros 200 millones de dólares llegarían gracias a las fiestas y celebraciones realizadas para conmemorar la unión, sumándose así otros US$ 70 millones más debido a la venta de merchandising conmemorativo de la cita, entre los que ya se cuentan tazas, platos, e incluso variedades de té inspiradas en la pareja comprometida. Este último, de hecho, se agotó a solo 24 horas de su lanzamiento, luego del anuncio del compromiso a mediados de diciembre.

Ante todas estas ganancias, el monto proyectado para la realización de la boda se queda chico. Se espera que el enlace alcance los US$ 40 millones de costo de organización -considerando gastos como la recepción y las extremas medidas de seguridad-, dinero que según se explicó será desembolsado íntegramente por la Corona.


PUBLICADO: 16 de mayo de 2018