Ranking Agencias Digital 2017

 Youtube

Palma: Entre USD 80.000 y 100.000 millones costaría eliminar control de cambio

El director de Ecoanalítica y ex presidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, Pedro Palma, advirtió que el país necesitaría aportes de entre USD 80.000 y USD 100.000 millones para equilibrar la balanza de pagos, como parte de un programa de ajuste de la economía, y así eliminar el control de cambio.

Para el economista, sería indispensable no solo que el país acudiera al Fondo Monetario Internacional, sino que tendría que ir a otras fuentes de financiamiento, aparte de proceder a reestructurar los pagos de su deuda externa, en función de restablecer los equlibrios macroeconómicos perdidos.

Igualmente, indica que hace falta un acuerdo político interno amplio para consensuar un programa macroeconómico de ajuste que genere confianza, "incluso hay que negociar con China y Rusia

Palma alertó, durante un evento sobre la Hiperinflación en Venezuela, organizado por el Instituto de Estudios Parlamentarios "Fermín Toro" y la Universidad Católica "Andrés Bello", que los niveles de inflación que se están registrando evidencian una pérdida absoluta de control por parte de las autoridad monetaria de sus funciones más elementales.

"El Banco Central de Venezuela ha creado dinero inorgánico que entra a la economía de una manera irresponsable, a pesar de que existe una prohibición expresa en la Constitución Nacional de financiar el gasto público con dinero inorgánico; pero ya sabemos que aquí importa poco lo que dice la Constitución", expresó Palma.

En opinión del individuo de número de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, cualquier plan de estabilización medianamente creíble tiene que restablecer, como una de sus medidas esenciales, la autonomía del ente emisor.

"Ya estamos observando, por ejemplo, que la inflación en Alimentos y Bebidas no Alcohólicas, que es una categoría que afecta de manera directa a la población con menores ingresos, alcanza un nivel de 40% semanal, un hecho que es preocupante en extremo".

Pedro Palma señala que las causas de la hiperinflación son claras y se pueden resolver con políticas racionales. El aumento de los precios a estos niveles se debe a una combinación de financiamiento monetario del déficit fiscal, escasez de bienes y servicios, ineficiencia "supina" de las empresas públicas, una fuerte disminución de las importaciones de productos -especialmente aguda en medicamentos y algunos alimentos- y una grave distorsión cambiaria.

"La hiperinflación amenaza con ser prolongada en Venezuela y eso debería llamar severamente la atención de todos los sectores sociales. No hay categoría de bienes o servicios que se salve de incrementos desproporcionados de los precios", asegura.

Según Pedro Palma, el rango de inflación anualizada a diciembre que el país puede esperar oscila entre 409.600% y 5.314.400%. El factor que determina que se produzca un resultado o el otro es la inflación mensual. Desgraciadamente, Venezuela se acerca al rango más alto, porque la inflación promedio al mes ya supera 200%.

Recapitalizar la Banca

Otro elemento sobre el cual el economista Pedro Palma disertó fue el comportamiento de la economía. Coincidió con los cálculos según los cuales Venezuela ha registrado una pérdida de 50% de su Producto Interno Bruto (PIB), a partir de 2013.

Es indispensable, en opinión del director de Ecoanalítica, que se reactive con urgencia la producción privada, especialmente de alimentos y medicinas, y para ello deben tomarse diversas medidas de incentivo, pero no es ingenuo. Palma está claro en que en el actual orden de cosas parece difícil una corrección estructural de las políticas y el abandono de un modelo económico que solo ha sido eficiente para destruir.

Palma manifestó preocupación por la capacidad crediticia de la Banca, que en su opinión se hace cada vez más irrelevante. "Si usted convierte el patrimonio total de la Banca venezolana a un tipo de cambio competitivo, de mercado, ese patrimonio no excede los 160 millones de dólares".

"Algo que, por supuesto, no está planteado, porque existe un compromiso del sector bancario de permanecer en el país y ayudar a superar la crisis; sin embargo, si llega un inversionista interesado en comprar bancos en el país, con 200 millones de dólares se llevaría el sistema", hace el ejercicio.

 


PUBLICADO: 30 de octubre de 2018