Ranking Agencias Digital 2017

 Youtube

El "paquete" avanza en medio de amenazas al sector privado

El gobierno se puso en marcha. Sin dilación, se firmó un acuerdo para regular los precios de 25 productos esenciales, se anunciaron las normas básicas sobre el sistema cambiario y la ANC aprobó el paquete tributario sin tomarse la molestia de revisarlo y debatirlo. Todo eso sazonado con amenazas constantes contra los empresarios.


Las medidas económicas anunciadas por el gobierno comienzan a concretarse en medio de feroces amenazas contra el sector privado, especialmente el comercio, en las que coincidieron el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, y el vicepresidente del Área Económica, Tareck El-Aissami.

El gobierno asumió el pago del diferencial de nómina resultante para todas las empresas, de cualquier tamaño y número de empleados, y de todas las cadenas para evitar cualquier posibilidad de que los precios aumenten, durante los primeros tres meses de aplicación del "plan".

Este es un cambio significativo, porque el anuncio inicial se refería sólo a las Pymes. El Aissami dijo, de hecho, que el subsidio de nómina llegará "a toda la Población Económicamente Activa", incluyendo a trabajadores informales, por cuenta propia y de todos los sectores.

Para recibir este complemento, las empresas deben registrar sus nóminas en el Sistema Tiuna, en la página de Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS); sin embargo, ciertas condiciones aplican, porque las organizaciones deben estar al día con sus compromisos tributarios y la seguridad social para recibir el pago.

Además, se creó un sistema, a través del portal www.patria.org.ve, para que los trabajadores se registren independientemente si sus empleadores no tienen las nóminas actualizadas, o se niegan a participar en este nuevo registro.

Firman acuerdo de precios

Igualmente, el vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami informó que se firmó un convenio de "precios acordados" para 25 bienes esenciales por un lapso de 90 días con los principales productores de alimentos y redes comerciales.

Jorge Rodríguez, en una rueda de prensa, hizo un tendencioso ejercicio, al comparar el salario mínimo de menos de un dólar al tipo de cambio paralelo -que ahora sí usan como referencia después de pasarse años diciendo que no existía- con las supuestas grandes ganancias de una pizzería de Caracas, sin tomar en cuenta otras variables de costos.

"No se pasen de la raya. No se coman la luz. Esta vez vamos con todo. Compren alpargatas, porque lo que les viene es joropo, si persisten en sus conductas criminales", dijo el jefe de la propaganda gubernamental, en referencia a los comerciantes.

Hizo un llamado a la población a "defender los precios" y puso a disposición mecanismos de denuncia como el número 0800-LoJusto (0800-565-87-86). 

"Fedecámaras es un partido político. El presidente Maduro, incluso, en los momentos más difíciles cuando la derecha venezolana y sus cómplices externos desataban la violencia, siempre ha estado dispuesto al diálogo. Ya no sé en cuántas reuniones yo he estado con Mendoza (se asume que se refiere a Lorenzo Mendoza, director ejecutivo de Empresas Polar) hablando de cómo lograr la paz y la tranquilidad económica del país", dijo Rodríguez.

ANC aprueba reforma tributaria sin debate

El parlamento oficialista Asamblea Nacional Constituyente aprobó la reforma tributaria que presentó el Ejecutivo, cuyo punto más relevante es el aumento a 16% de la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a partir de este primero de septiembre, sin modificar las exenciones previstas para bienes esenciales.

Igualmente, se prevé que los denominados grandes contribuyentes paguen anticipos del Impuesto Sobre la Renta (ISLR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA). En el caso del ISLR, los contribuyentes pagarán 1% de las ventas diarias, mientras que el sector financiero -Banca y Seguros- será gravado con 2%.

También se reforma el Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras, que se fijará en un rango de entre 0% y 2% por operaciones para los contribuyentes especiales.

El vicepresidente del Área Económica, Tareck El-Aissami, no dejó de fustigar a Fedecámaras por oponerse a las medidas, secundado por el presidente de la ANC, Diosdado Cabello, quien ironizó con la supuesta ausencia de una respuesta consistente ante las medidas, por parte de sectores opositores.

Cabello decidió la aprobación de las normas tributarias sin lectura ni debate. Después de todo, no hacían falta.

Un Gobierno con personalidades múltiples

Las medidas del "paquete" económico de la administración de Nicolás Maduro han ido cambiando conforme se anuncian, pero también ha habido sorprendentes cambios de discurso, en la medida en que hay que vender una medicina difícil de tragar.

Por ejemplo, el presidente Maduro, a través de Facebook Live, que parece ser su red social favorita, dijo que los resultados positivos del programa se verían en 24 meses; es decir, dos años.

Sin embargo, en los chats de militantes del Psuv, a los que PRODUCTO tuvo acceso, la dirigencia decía que el objetivo es lograr una inflación de un dígito para el mes de enero, y que los ingresos fiscales subirán en no menos de 2.500 millones de dólares por el aumento de la gasolina.

La mercancía se adapta según el público.

El caso más impresionante, sin embargo, es el del vicepresidente del Área Económica, Tareck El Aissami, quien frente a los empresarios con los que firmó el acuerdo de precios para 25 productos esenciales, dijo que la actitud del gobierno será de acompañamiento con el sector productivo.

Afirmó, en ese contexto, que aspira a una comunicación sincera y constructiva con el sector privado, y que se toquen todos los temas. "De aquí en adelante, vamos a tener que vernos casi todas las semanas, pero debemos hablar de todos los temas".

El funcionario se esforzó por explicar cómo las medidas benefician al sector privado.

El mismo El-Aissami, pocas horas después, durante la presentación del paquete tributario ante la ANC, regresó a su discurso más radical. Otra vez, los productores se convirtieron en burgueses "enemigos del pueblo", a los que hay que pechar para tomar la revancha por el tiempo que llevan "especulando contra el pueblo".

Quizás, muchos piensen que este tema del discurso es irrelevante, porque, además, es una práctica histórica de los dirigentes revolucionarios, pero el problema está en la confianza. ¿Cómo puede invitarse a los empresarios a invertir, a traer dólares, mientras se les acusa de los peores delitos? 

 

 

 

 

 

 


PUBLICADO: 21 de agosto de 2018