Ranking Agencias Digital 2017

 Youtube

Sigue la caída: Venezuela aporta solo 3,6% del crudo producido por la Opep

A pesar de las reiteradas promesas y de las supuestas acciones para recuperar la producción petrolera, la extracción de crudo en Venezuela volvió a caer en un promedio de 40.000 barriles diarios, para ubicarse en 1.171.000 bd al cierre de octubre, según el reporte correspondiente a noviembre de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

El dato anterior es proveniente de las fuentes secundarias que maneja la organización, porque la información proveniente de fuente directa -es decir, del Ministerio de Petróleo de Venezuela- no existe, porque sencillamente no fue reportada al cierre del informe.

Con esta nueva información, Venezuela acumula una disminución de su extracción de crudo de 983.000 barriles diarios desde 2016.

Venezuela es el país de la Opep con peor desempeño después de Irán que disminuyó su producción en octubre en un promedio de 156.000 barriles por día. Hay que recordar que Estados Unidos reanudó su política de sanciones al sector petrolero iraní, situación que no se produce con Venezuela, ya que las sanciones impuestas se limitan al ámbito financiero.

En general, la producción de la Opep subió 127.000 barriles diarios, como consecuencia de la escalada de la extracción en algunos miembros, como Emiratos Árabes Unidos, cuya producción subió 142.000 bd y Arabia Saudita -que ahora es partidario de que el grupo disminuya su producción global en 1.000.000 de barriles diarios para contener la baja de las cotizaciones- que incrementó 127.000 bd.

La participación de la Opep en la producción mundial de crudo se mantiene en 33%. Venezuela ha disminuido gravemente su importancia en el cartel. Según las cifras de octubre, el país aporta 3,6% de la producción de la organización, mientras que al cierre de 2016 esa participación alcanzó a 6,6%.

Los integrantes más relevantes de la Opep están preocupados por la situación de los precios. Según una información de Reuters, la Opep espera una sobreoferta de crudo en 2019, ya que la demanda internacional será más débil de lo previsto.

De acuerdo con la información de la agencia británica, la demanda subiría en 1.290.000 barriles diarios en el próximo año, lo que supone una disminución de 70.000 bd frente al pronóstico de septiembre de la propia Opep.

El incremento de la producción de crudo de lutitas en Estados Unidos, el aumento de la salida de crudos convencionales de países No-Opep, así como una desaceleración del crecimiento en los principales mercados consumidores generan incertidumbres claves sobre los precios en el próximo ejercicio.

Los países que controlan el mercado en el seno de la Opep y sus aliados no Opep, especialmente Rusia, que es uno de los mayores productores del planeta, están acordando una reducción adicional concertada de la producción para evitar una fuerte caída de las cotizaciones en los próximos meses.

La decisión se haría oficial en la reunión de la Opep de principios de diciembre.

 


PUBLICADO: 13 de noviembre de 2018